La cinta de correr es un dispositivo para ahorrar espacio. Si no tienes mucho espacio en casa, no significa que no puedas tener uno. Sólo elige un modelo plegable. De esta manera, podrás almacenarlo fácilmente… después de cada sesión de ejercicios. Algunos modelos no son plegables pero están equipados con ruedas para facilitar su transporte.