Un portabebés es un accesorio de cuidado infantil dedicado exclusivamente a llevar un bebé. Consiste en un cabestrillo acolchado que se adapta a la morfología dorsal del niño, y correas que sirven como fijación. Estas correas deben ser ajustables para que el transporte se adapte a ambos padres, pero también al niño a medida que crece. Hoy en día, hay muchos modelos diferentes de portabebés, que van desde el 100% de algodón hasta portabebés de nylon o poliéster más gruesos. Este equipo se elige sobre todo en función de la edad y la constitución del bebé, pero también en función de la actividad prevista y la frecuencia de uso.